Madrid Interesante

Big Bang Data, explosión en Fundación Telefónica

Cristina Herreros

Publicado por

  • 0 comentarios
  • Arte
BigBangData_ACTIVIDAD-730x426

World Processor 1988 2014 Igo Gu¦ênther-®Knechtel Photography

La planta cuarta de la Fundación Telefónica recoge en “Big Bang Data”, una reflexión coproducida junto al Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona, sobre cómo nuestra interacción con la tecnología puede transformar profundamente la sociedad; diez espacios sustentados conceptualmente por experiencias y experimentos de diseñadores, activistas, arquitectos y programadores.

“Solamente el gesto de tocar una pantalla táctil, genera una interacción con una base de datos que está a cientos de miles de kilómetros. Nos queda mucho por entender a cerca de los aparatos que usamos a diario, la forma en la que funcionan y los sistemas que utilizan”. Timo Arnall, diseñador, fotógrafo y cineasta.

Empieza a ser bastante usual el tener la sensación de que nuestros teléfonos tienen más idea de dónde nos encontramos que nosotros mismos. La hora, la climatología, las empresas y los servicios que nos rodean. Parece ser que mi Facebook, desde su Data Center del Norte de Suecia, es capaz de procesar mi entorno de manera objetiva y lo comunica cuasi públicamente, sin a penas cuestionarse mi voluntad.

El fenómeno del Big Data, la explosión de datos digitales generados a diario por el ser humano a raíz de la gran evolución tecnológica de los años 2013 y 2014, abre la puerta a un gran mercado para empresas e instituciones, a la par que desata la polémica sobre la privacidad del ciudadano. Sin embargo, el servicio a la educación y la sanidad, compensan con creces el alimento de un fenómeno que deberá ser limitado y acotado en breve, pero mucho antes comprendido en toda su complejidad.

Ésta es la intención del montaje expositivo “Big Bang Data”, creación del estudio barcelonés de Olga Subirós, acostumbrado a engancharnos a la curiosidad que despiertan los fenómenos que nos rodean y aun así desconocemos. Caben en él un nutrido número de proyectos escogidos para desmantelar el escenario que es nuestra rutina, la misma sensación que mirar a las estrellas y sentirse extrañamente pequeño y temporalmente falto de identidad.

La reflexión en torno a la idea del Big Data, puede suponernos un vértigo insospechado al cruzar el umbral de entrada, por lo que se aconseja ir emocionalmente preparado a la cita y dispuesto a asumir una pequeña revolución interior.

Vale la pena llegar a casa e indagar en:

– El “Rosetta Project” de la Long Now Fundation, que lumbra un archivo digital de las lenguas del mundo, replicado en un disco de níquel de 13.000 páginas legibles con un microscopio de 650 aumentos.

-El manifiesto «Data Will Help Us» («Los datos nos ayudarán»), encargado por el New York Times y materializado por el artista Jonathan Harris, para entender el lado positivo y negativo del tratamiento masivo de datos

-“24 hrs in potos”, instalación formada por un amasijo de fotografías impresas que corresponden a las imágenes subidas a Flickr en un periodo de 24 horas.

-“El indultómetro” de Juan Elosua, David Cabo y Eva Belmont, una sociedad sana es una sociedad informada. La Civio Fundación Ciudadana ha creado esta página web donde se recopila y clasifica la información contenida en el BOE sobre los indultos concedidos en España desde 1996. Se puede buscar por tipo de delito, comparar los datos anuales y valorar el uso que los gobiernos han hecho del indulto.

Ya inmersos en la distopía, sin la banda en los ojos y armados del valor, podemos asumir el fenómeno del Big Data interactuando con él aún más si cabe, convirtiéndolo en motor de transformación a través de nuestra participación colectiva. Para ello, la experiencia Hack Madrid, quiere involucrar a los ciudadanos en una ambiciosa experiencia de inteligencia colectiva cuya finalidad es propiciar una ciudad mejorada. Durante un mes se monitorizará a través de Twitter la ciudad más feliz, y las conclusiones experienciales se analizarán en la última jornada de las conferencias “Vivir en un mar de datos”, paralelas a la muestra, el próximo 27 de mayo.

Cristina Herreros

Licenciada en Hª del Arte, especialista en gestión del patrimonio cultural. Entusiasta de las artes plásticas y escénicas, en búsqueda constante de propuestas que disfrutar.

Añadir nuevo comentario