Madrid Interesante

Baby’s on fire

VELVET-BLOG

Dicen que cuando “Velvet Goldmine” salió a la luz en 1998, tanto David Bowie como Iggy Pop –retratados hasta la médula (según muchos) en el filme de Todd Haynes- corrieron a desmentir que el largo tratara ni de lejos una supuesta relación entre ambos allá por los albores del glam.

Lo cierto es que, aunque el título de la propia película responde a la cara B del archiconocido e icónico “The rise and fall of Ziggy Stardust and the spiders from Mars” de Bowie, al británico debieron caérsele todos los anillos al suelo al ver que a Michael Stipe (líder y cantante de REM) se le ocurría producir este filme que, discreto en taquilla, armó chico revuelo entre devotos y profanos y eclipsó el filme autobiográfico que el Duque Blanco quiso preparar por aquellas mismas fechas.

Sea como fuere, “Velvet Goldmine” salió a la luz a finales de los 90 con una más que cuidada banda musical con títulos de referencia como “Baby’s on fire” de Brian Eno (versión de Venus in Furs), 20th Century Boy de T-Rex (versión de Placebo), Satellite of Love de Lou Reed y más que reseñables colaboraciones de Grant Lee Buffalo, Steve Harley o Roxy Music, entre otros.

Además, marcó un antes y un después en el tratamiento de la homosexualidad en títulos biográficos sobre estrellas del rock, ayudó a desempolvar más de un armario y catapultó en su carrera a Jonathan Rhys Meyers (Match Point, Alejandro Magno, Misión Imposible III o Los Tudor) quien se atrevió con el papel de Brian Slade (supuesto David Bowie en la etapa de Ziggy Stardust).

También son más que destacables los papeles de Ewan McGregor como Curt Wilde o Christian Bale en el papel del reportero Arthur Stuart.

A pesar del rechazo recibido por sus presuntas fuentes de inspiración, “Velvet Goldmine” cosechó dos premios BAFTA, un Oscar al mejor diseño de vestuario -cierto que lo clavan- e incluso llegó a estar nominada a la Palma de Oro del Festival de Cannes de aquel año.

El Cine Estudio del Círculo de Bellas Artes ha tenido el acierto de incluir este título dentro del ciclo “El celuloide oculto” con el que, durante el mes de julio, se proyectarán diferentes filmes que retratan personajes icónicos  para el movimiento LGTBQI o que, en su momento, abrieron la veda para el destape, precisamente, de ese cine “oculto”.

Los #espectadoresactivos de Pase IVEA tendremos la suerte de poder acudir al visionado digital de este título de referencia en versión original el próximo 17 de julio a las 22.00 horas desde la Fila 7 del Cine Estudio del CBA.

Debería ser obligatorio ir a ver “Velvet Goldmine” si queréis cenar esa noche.

Miguel Ángel Moreno Belizón

Licenciado en Periodismo, máster en Comunicación Empresarial e Institucional y máster en Community Manager, ha trabajado en la promoción y difusión de obras de teatro por toda España con varias compañías. Experto en artes plásticas y escénicas, cuenta con titulación como docente en Historia del Arte, aunque ha desarrollado su labor profesional principalmente en medios de comunicación y diversos gabinetes de comunicación de instituciones públicas y privadas.

Añadir nuevo comentario