Madrid Interesante

Al final de la carretera… Escaparse o claudicar

BLOG-ALFINALDELACARRETERA

Sencillamente redonda. Al final de la carretera, la nueva apuesta de Gabriel Olivares, basada en el texto de Willy Russel que, hasta el 2 de noviembre se representa en el Teatro Fernán Gómez-Centro Cultural de la Villa y que bordan en la parte interpretativa Raúl PeñaMelani Olivares, Marina San José y Manuel Baqueiro, es un grito generacional, en forma de comedia, que retrata a la perfección la neoburguesía española que, aferrada a los sueños precocinados de la España más bollante, sobrevive a la crisis con una sonrisa torcida.

Haber sacrificado los ideales de juventud, la parte más macarra y transgresora de nuestras almas, aquélla que nos empujaba a la carretera a hacer dedo y vivir experiencias sin otro objetivo que el de pasarlo bien y ser sorprendidos por la vida misma, zigzaguea de fondo como un lamento ante el conformismo de poder contarlo cómodamente desde nuestro jardín dos por dos, nuestra barbacoa o las sesiones del club de cocina de una urbanización con miles de submundos clonados y, en sustrato, domados a la imagen y semejanza de los mensajes publicitarios de una promotora urbanística y el “España va bien”.

Nuestros protagonistas, al filo de los 40, se afanan en convencerse a sí mismos de que los convencionalismos a los que han llegado y los personajes que ellos mismos han creado en torno a sus trabajos, sus piscinas de adosado y sus vacaciones en Cancún, les hacen mejores que aquellos que soñaron ser y, desde luego, les sitúan en un plano infinitamente más positivo que aquellos otros que lo han perdido todo debido a la crisis económica.

La frustración campa a sus anchas en lo más profundo de sus almas, mientras camuflan con profusa ironía y sarcasmo sus “perfectas” y planificadas vidas, desempeñando los papeles de amante y denodada esposa que lucha por ser parte del top de las más admiradas del Sector 2 (Melani Olivares), la incisiva e impertinente figura de quien todo lo sabe y controla en la Colonia de La Lírica (Marina San José) y dos amigos de la infancia (Raúl Peña y Manuel Baqueiro) que deben asumir el personaje que sus dos esposas han creado para ellos.

Rafa (Raúl Baqueiro) pondrá, en la víspera de su 40 cumpleaños, todas estas teorías a los pies de los caballos durante una noche de barbacoa en la que, cada uno de ellos, volverá a recordar quiénes fueron una vez, más allá de los discos de Bisbal, los invernaderos con productos ecológicos o los puestos de trabajo de bajo rango maquillados con alocuciones en inglés.

No se pierdan esta obra en la que, cada uno de sus protagonistas, brilla con luz propia.

¿O quizás lo hagan con la de sus nuevos y plastificados personajes?

En cualquier caso, es una ocasión perfecta para reírnos de nosotros mismos y tener un momento de autocrítica “déjà vu” mirándonos al espejo que hay “Al final de la carretera”.

Miguel Ángel Moreno Belizón

Licenciado en Periodismo, máster en Comunicación Empresarial e Institucional y máster en Community Manager, ha trabajado en la promoción y difusión de obras de teatro por toda España con varias compañías. Experto en artes plásticas y escénicas, cuenta con titulación como docente en Historia del Arte, aunque ha desarrollado su labor profesional principalmente en medios de comunicación y diversos gabinetes de comunicación de instituciones públicas y privadas.

Añadir nuevo comentario